(AP)

Se trata de pitcheo abridor. También el calendario y el relevo-pero mayormente los abridores.

No hay nada mal en los Medias Rojas que no pueda arreglarse con un período de buen pitcheo abridor. Y con el calendario que le espera a Boston por el momento, ese buen trecho podría presentarse ahora mismo.

Por más preocupaciones que haya habido acerca de los química del equipo con Bobby Valentine, el bullpen y las lesiones, la realidad es que los abridores de los Medias Rojas no están sacando los outs. Lo que debe de ser-y seguramente será-una de las mejores rotaciones de la Liga Americana está viviendo un difícil inicio de la temporada.

Tal vez no tenga que ver nada con Kevin Youkilis y si éste está "física y emocionalmente entregado al juego", como especuló Valentine (antes de pedirle disculpas a su tercera base). Tal vez no tenga nada que ver con "lo que está tratando de hacer Bobby", como lamentó Dustin Pedroia, a quien aparentemente se le olvidó que normalmente es el manager quien decide "como hacemos las cosas aquí."

Lo innegable es que los Medias Rojas simplemente no han evitado que anote la oposición hasta ahora, y por eso llevan marca de 5-10. Y mientras toda la atención se ha centrado en el bullpen y su efectividad colectiva de 8.06, Boston ha perdido más juegos debido a sus abridores que a causa de sus relevistas.

Josh Beckett lleva efectividad de 5.03 y Jon Lester 6.00. Clay Buchholz tiene promedio de carreras limpias de 9.00. Todos tienen bajas proporciones de ponches, a la vez que Beckett es el único que promedia por lo menos seis entradas por salida.

Un aparte: parte de los problemas del bullpen seguramente son resultado de los pocos innings que han tirado los abridores. Boston llegó al martes en el 12mo lugar de la Liga Americana en entradas lanzadas por sus abridores.

Boston sí está anotando carreras. No ha sido con al ritmo de algunas otras ediciones recientes de los Patirrojos, pero suficientes como para no estar con marca de 5-10. Los Medias Rojas están en el cuarto lugar de la Americana en carreras anotadas y su slugging colectivo de .463 los coloca en el tercer puesto.

Lo poco que ha hecho Youkilis puede ser un tema a seguir, pero no está impidiendo a Boston a ser un sólido club ofensivo. Posiblemente no le sientan bien a Pedroia las tácticas motivacionales de Valentine, pero eso tampoco ha afectado los swings de los bateadores de los Patirrojos. Y, de nuevo, vale la pena notar que el dirigente es Valentine, no Pedroia.

Si hay una crítica justa que se puede hacer sobre Valentine, se trata de su manejo del bullpen. Pero tampoco es culpa del piloto que Mark Melancon haya permitido casi tantos jonrones como outs sacados. El mexicano Alfredo Aceves se encuentra en un papel extraño, pero eso en sí no puede explicar su falta de eficacia en el montículo.

Pues no. Estos muchachos necesitan hacer mejores pitcheos. Necesitan sacar los outs, y eso no tiene nada que ver ni con Valentine ni con Youkilis.

Pero sí podría tener algo que ver con el calendario. Hay que ver en tres semanas dónde estarán los Medias Rojas. Después de abrir la temporada jugando 15 partidos consecutivos ante equipos con grandes ofensivas (y sí, incluyo a los Rays en ese grupo) y auténticas aspiraciones a playoffs, Boston tendrá un respiro de 22 juegos.

Desde el lunes, a los Medias Rojas les toca jugar vs. Minnesota, Kansas City y Baltimore. Ninguno de los tres terminó por encima de .500 en el 2011. De hecho, de sus próximos siete contrarios, sólo los Indios están entre los primeros siete en carreras anotadas del Joven Circuito, y sólo los Reales y Orioles estuvieron dentro de los primeros siete en ese sentido el año pasado.

Las cosas se le están por poner más fácil al cuerpo monticular de Boston, lo cual significa que todo debe de ser más fácil para Valentine, Youkilis y Pedroia. Si las cosas lucen tan feas a mediados de mayo como ahora, ahí es que habrá motivo de pánico en la Nación Medias Rojas.