NUEVA YORK -- El piloto venezolano de los Marlins, Ozzie Guillén, ha contemplado intercambiar al dominicano José Reyes y su compatriota Emilio Bonifacio en la parte alta de la alineación, pero por ahora no hará el ajuste.

"En estos momentos pienso que es muy temprano", señaló Guillén. "Si lo hago ahora, estaría reconociendo que estamos un poco preocupados".

Reyes, actual campeón de bateo de la Liga Nacional, tenía un promedio de .217 con un porcentaje de embasarse de .276 antes del cierre de la serie de los Marlins contra los Mets. En su primer partido de regreso a Nueva York bateó de 4-0. Bonifacio, el segundo bate, tenía un promedio de .277 con porcentaje de embasarse de .373 antes del último encuentro de Miami en Nueva York.

Guillén dijo estar confiado en que Reyes, torpedero convocado cuatro veces al Juego de Estrellas, saldrá de su bache.

"Este muchacho es un bateador de alta categoría", indicó Guillén. "No he entrado en pánico. No perderé mi fe en él".

Con los Marlins bateando .237 colectivamente antes del cierre de la serie contra los Mets, compartían el 12do lugar en el Viejo Circuito y Guillén no dudó en señalar que Reyes no es el único problema.

"Mucha gente habla sobre el mal momento de Reyes, pero tenemos a varios que pasan por lo mismo", agregó el dirigente.