ARLINGTON -- Las estadísticas de Josh Hamilton son simplemente alucinantes.

Luego que el toletero de los Rangers de Texas pudo haber tenido la quizás fue la mejor semana de todos los tiempos en las mayores, seguramente se habla sobre si puede romper el récord de jonrones en una sola temporada. También se hable sobre la Triple Corona, algo tan raro como su partido con cuatro vuelacercas.

Hamilton amaneció el lunes al frente de las mayores con un promedio de .402 en bateo, 18 jonrones y 44 remolcadas.

"Tiene un talento tremendo, nadie jamás lo ha puesto en duda", puntualizó el gerente general de los Rangers Jon Daniels.

Hamilton compiló una sensacional producción en un lapso de siete juegos, al irse con 14 hits en 30 turnos (.467), con dos dobles, nueve jonrones y 18 remolcadas. Coronó su extraordinaria semana con un sencillo remolcador el domingo en la victoria 13-6 sobre los Angelinos de Los Angeles. Poco antes en el juego, conectó un doble de dos carreras con un bate rosado por el Día de la Madre, pero en el último turno quebró el madero que empleó para conectar ocho de sus nueve jonrones.

En vez de ir a la basura, el bate de los récord será entregado al Salón de la Fama.

"Honestamente, no pienso en eso en absoluto hasta que veo a alguien y me lo recuerda, o hablo (con la prensa) de eso", declaró Hamilton sobre su racha. "Lo único que tengo en mente todos los días cuando llego aquí: Hacer mi trabajo y tratar de tener un buen partido".

El toletero, quien luego de esta campaña puede ser agente libre por primera vez, se convirtió el martes en Baltimore en el 16to jugador de las mayores con la hazaña de cuatro jonrones en un partido. Para poner esta rareza en perspectiva, se han dado 21 juegos perfectos.

Hamilton también bateó de jonrón en otros dos encuentros en Baltimore. Cuando Texas regresó a casa para enfrentar a los Angelinos, pegó dos cuadrangulares en el partido del viernes y volvió a botar la pelota el sábado. Frank Howard y Shawn Green son únicamente los otros jugadores con nueve cuadrangulares en un lapso de seis partidos.

"No hay mucha gente que yo haya visto en un primer tramo de temporada que haya bateado con tanta consistencia como él", señaló el manager de los Angelinos Mike Scioscia. "Estoy seguro de que ha tenido momentos en los que ha bateado de esa manera. ... Pero ahora mismo está totalmente encendido".

En lo que Hamilton procura no caer preso es en los números. O en la posible consecución de los 73 jonrones de Barry Bonds en 2001 o en ser el primer jugador de las mayores que gane la Triple Corona desde que Carl Yastrzemski se erigió en el 15to pelotero que lo logra en 1967.

Si consigue mantener este increíble ritmo en todo este año, Hamilton podría tener más de 80 jonrones y 200 remolcadas.