WASHINGTON -- Brian McNamee, el principal testigo de la fiscalía en el juicio por perjurio contra Roger Clemens, reconoció que inicialmente mintió sobre su vínculo con los esteroides.

En enero de 2007, McNamee envió un correo electrónico a Jim Murray, un empleado de la agencia que representa a Clemens, quejándose de "tremendas imprecisiones" en un artículo periodístico que lo identificaba como un proveedor de esteroides. También afirmó en ese mensaje que Jeff Novitzky, en ese entonces agente del Servicio de Rentas Internas que investigaba el uso de drogas en el deporte, le aseguró que McNamee no había sido mencionado en una citación a que hacía referencia el artículo.

El abogado de Clemens, Rusty Hardin, le dijo a McNamee, "fue mentira, ¿no es así?", y el ex preparador físico del pitcher respondió que sí. "Fue solo autopreservación", agregó.

McNamee dijo que mintió para protegerse y para asegurarle a Clemens que "lo respaldaba".

De hecho, McNamee no tuvo contacto alguno con Novitzky hasta varios meses después.

Hardin también señaló un correo electrónico que McNamee envió a Clemens alrededor de esa fecha.

"Explique al jurado cómo fue que usted escribía correos al supuesto cómplice profesando su inocencia", demandó el abogado.

"Fue para explicar a Roger que yo no iba a traicionarlo", explicó McNamee, ex entrenador y confidente del pelotero.

McNamee escribió en ese mensaje en contundentes mayúsculas "NUNCA TRAICIONARE A MIS CLIENTES Y QUIERO QUE NO SE PREOCUPEN DE ESTAR CONMIGO". Eso fue antes que las autoridades federales lo abordaran y, ante un posible juicio, accedió a suministrar información sobre beisbolistas profesionales que supuestamente utilizaban drogas, entre ellos Clemens.

Clemens encara el juicio por supuestamente mentirle al Congreso estadounidense en 2008 cuando negó haber utilizado esteroides u hormonas de crecimiento humano. McNamee testificó que inyectó a Clemens varias veces en 1998, 2000 y 2001.

Hardin también trató de que McNamee admitiera que nunca dijo a Clemenes que estaba discutiendo con las autoridades federales el supuesto consumo de drogas del pitcher. McNamee dijo que Clemens nunca preguntó.

"¿Cómo pudo haber preguntado si no sabía?", preguntó Hardin.

"¿Cómo podría haberle respondido si él no me preguntaba?", respondió McNamee.

"¿Está hablando en serio?", lo increpó el abogado.