El receptor de los Gigantes, Buster Posey, fue galardonado como el Regreso del Año en la Liga Nacional.

Posey, quien participó en solamente 45 encuentros en el 2011 luego de que sufrió una lesión que le dio fin a su temporada en mayo, ganó el título de bateó de la Liga Nacional en el 2012 al registrar un promedio de .336 con 24 jonrones y 103 impulsadas, estas últimas las mayores cantidades en su carrera.

El catcher de 25 años de edad también alcanzó las mejores cifras de su carrera con 39 dobletes, 78 anotadas, 69 pasaportes negociados, porcentaje de embasarse de .408 y .549 de slugging. También encabezó el Viejo Circuito en bateo y ocupó el segundo lugar en porcentaje de embasarse, fue cuarto en slugging, sexto en remolcadas, sexto en juegos con al menos dos hits (52), séptimo en total de bases alcanzadas (291), octavo en imparables (178), octavo en dobles y 10mo en bases por bolas negociadas.

Posey, quien fue convocado a su primer Juego de Estrellas esta temporada, jugó en 148 compromisos, incluyendo 111 detrás del plato, 29 como inicialista titular y tres como bateador designado titular. El ganador del Novato del Año de la Liga Nacional en el 2010 se convirtió en el sexto jugador de la franquicia en ganar el título de bateo, acompañando a Roger Connor (1885), Jack Glasscock (1890), Larry Doyle (1915), Bill Terry (1930), Willie Mays (1954) y Barry Bonds (2002 y 2004). Posey también se convirtió en el primer receptor y el primer miembro de los Gigantes en llevarse el Regreso del Año desde que se incorporó el premio en el 2005.