SANTO DOMINGO, República Dominicana -- A pesar de haberse quedado fuera de la Gran Carpa en el 2012, el toletero dominicano Vladimir Guerrero cree que todavía tiene gasolina en el tanque para volver a las mayores.

"Claro que sí, voy a ver cómo me va aquí y ver lo que puede suceder más adelante", le dijo Guerrero a The Associated Press.

Guerrero dijo que tiene planes de debutar en el béisbol invernal dominicano el 4 de noviembre con la idea de demostrar que tiene lo que se necesita para un chance más.

Con 449 cuadrangulares de por vida, Guerrero, de 37 años, firmó un contrato de ligas menores con los Azulejos de Toronto a inicios de año, pero nunca fue subido a Grandes Ligas.

Ahora el dominicano espera que el año de descanso le sirva para recargar las baterías y demostrar su capacidad.

"Creo que uno trata de seguir trabajando y haciendo lo necesario (para mantenerse bien). Tuvimos un acuerdo con Toronto, pero las cosas no se dieron", explicó.

El dominicano dijo que se ha mantenido en buenas condiciones físicas durante todo el verano y que luego de disolver su contrato con Toronto se mantuvo tomando prácticas de bateo en su pueblo natal.

"He trabajado duro, aun no me siento en un 100 por ciento, pero pronto voy a estar ahí y voy a jugar hasta el final con el Licey. Lo que quiero es eso, jugar ahora para que los carajitos me vean y disfruten de eso", indicó.

Guerrero informó que una vez juegue su primer partido en la pelota dominicana desde el 2004, jugará hasta el final.

"Voy hasta el final con el Licey. Debuto el día 4 (de noviembre) y sólo me ausentaré del 25 al 28 de diciembre que tengo que ir a los Estados Unidos", dijo Guerrero.

Asimismo, aseguró que tiene en mente representar a su país en el Clásico Mundial de Béisbol de marzo próximo.

"Uno trata de ver lo que pueda suceder aquí y si no hay lesión me gustaría jugar en la selección dominicana para el Clásico Mundial de Béisbol", argumentó Guerrero.