(AP)

Se informa que los Marlins enviarán al campocorto dominicano José Reyes y a los abridores Josh Johnson y Mark Buehrle a Toronto junto con el receptor John Buck y el utility quisqueyano Emilio Bonifacio. A cambio, Miami recibirá a varios jugadores jóvenes y tres prospectos prometedores, entre ellos los torpederos cubanos Adeiny Hechavarría y Yunel Escobar, los lanzadores Justin Nicolino y el venezolano Henderson Álvarez y el jardinero Jake Marisnick.

Miami envió al cerrador Heath Bell a Arizona hace unas semanas y canjeó al estelar dominicano Hanley Ramírez a los Dodgers durante la temporada regular. Fuera del jardinero Giancarlo Stanton, ninguno de los jugadores alrededor de los cuales los Marlins construyeron su escuadra la temporada pasada están con el club. El mánager venezolano Ozzie Guillén fue despedido.

Escobar, de 30 años de edad, lleva seis temporadas en Grandes Ligas. En el 2012, bateó para .253 con porcentaje de embasarse de .300 y slugging de .344. Generó una controversia al ser suspendido por tener escrito un mensaje homofóbico en español debajo de los ojos. Hechavarría, de 23 años, bateó .254 en la Gran Carpa en 41 juegos la temporada pasada. Se le proyectaba como el eventual sucesor de Escobar en Toronto tras batear para .271 en tres campañas de liga menor.

Álvarez, de 22 años, demostró su potencial en el 2011, cuando registró efectividad de 3.53 en 10 aperturas de Grandes Ligas. Pero la temporada pasada, tuvo marca de 9-14 y promedio de carreras limpias de 4.85. Nicolino, de 20 años, registró foja de 10-4 con efectividad de 2.46 en 28 presentaciones, incluyendo 22 aperturas, por Clase-A Lansing.

Marisnick, de 21 años, jugó bajo el nuevo capataz de los Marlins, Mike Redmond, durante parte de la campaña pasada con los Azulejos de Dunedin.