(AP)

BOSTON -- En algunas posiciones - como en la primera base y las esquinas de los jardines - los Medias Rojas tienen huecos que llenar. Pero en el shortstop, enfrentan un dilema.

¿Está el cubano José Iglesias -alguna vez catalogado como el futuro campocorto de Boston- listo para adueñarse de esa posición en el 2013?

En un mundo perfecto, Iglesias hubiera convencido a los Medias Rojas que merecía el puesto cuando tuvo la oportunidad durante la recta final de la pasada campaña.

Mientras que a la defensiva fue muy seguro, Iglesias nunca encontró el ritmo en la caja de bateo. De hecho, batalló ampliamente con el madero.

Iglesias tuvo 68 turnos al bate para los Medias Rojas, promediando apenas .118 con un vuelacercas y dos carreras remolcadas.

Una forma en la que Boston pudiera ser capaz de darle la titularidad a Iglesias en el campo corto y sentirse bien al respecto es si logran reforzar su ofensiva en la mayoría de las demás posiciones.

"Creo que vamos a ver en qué lugar nos encontramos", dijo el gerente general de los Medias Rojas, Ben Cherington. "Pensamos que José está listo para ayudar al equipo grande, dependiendo de cómo luzca el resto del club. Si sentimos que necesitamos crear algo de protección en esa área, mientras avanza el invierno, lo consideraremos. Aquí nadie va a recibir nada. Si se le da la oportunidad de ganarse el puesto en los entrenamientos primaverales, entonces tendrá que ganárselo".

Por su parte, el asistente del GG Mike Hazen dijo, "definitivamente creemos en el potencial defensivo de este muchacho y pensamos que también cuenta con un potencial ofensivo. Sólo que pudiera tomarle un poco más de tiempo. Pero aun así creo que tiene la oportunidad de impactar el juego ahora mismo".

Al depositar su confianza en Iglesias como el shortstop titular, los Medias Rojas podrían garantizarse una defensa por encima del promedio en esa posición virtualmente en cada juego.

Pero en el Este de la Liga Americana, un pelotero de posición necesita más que una buena defensa.

"Es un buen guante", destacó el timonel de Boston, John Farrell. "Ha demostrado tener buen alcance, particularmente hacia su izquierda. En un par de ocasiones, lo vimos atacar de manera agresiva los lanzamientos. Hubo otras ocasiones en las que se vio flojo en la caja de bateo. Ya sea si se trata de falta de fortaleza física, o ritmo en su swing, lo descubriremos pronto".

Lo que los Medias Rojas esperan es esto: Cuando Iglesias llegue a los entrenamientos de primavera en febrero, no será el mismo bateador que batalló en grande en la caja de bateo en el último mes del 2012.

En lugar de jugar pelota invernal, el cubano se encuentra en una misión este invierno para mejorar su fortaleza física.

"Hemos hablado mucho con él acerca del receso de temporada, y la importancia de éste desde el punto de vista de su fortaleza física", indicó Cherington. "Tiene un plan listo y tiene a la gente correcta que trabajará con él. Habrá diferentes personas involucradas".

El mercado de agentes libres no ofrece muchas opciones tentadoras en el shortstop. Cherington podría siempre tratar de adquirir a un campocorto probado vía cambio, aunque el dominicano José Reyes ya no está disponible, luego que fuera enviado de los Marlins a los Azulejos.

Mientras que Iglesias llegó a ser uno de los campocortos más aclamados en la organización de Boston, eso ha quedado en el pasado. El arubeño Xander Bogaerts es ahora el SS del que todos hablan, aunque su fuerte es el bateo.

Para Iglesias, quien cumplirá 23 años en el arranque de la campaña del 2013, esta es su oportunidad en la que deberá demostrar que es un jugador en lugar de sólo un prospecto.

"Creemos que José está listo para convertirse en un shortstop de Grandes Ligas, pero no estamos listos para comprometernos con eso", manifestó Cherington el mes pasado. "Buscaremos la manera de mejorar al equipo y el campo corto podría ser una de esas áreas. Veremos qué clase de oportunidades se nos presentan. Si existe la posibilidad de mejorar al equipo en otros departamentos, también lo haremos. El muchacho puede ayudar a un club de Ligas Mayores, particularmente si el resto del roster está bien conformado".