Hay una escasez de torpederos en esta temporada muerta.

Y por todo el béisbol, el valor de un campocorto que pueda producir carreras -- un lujo que curiosamente era común a finales de los años 90 y comienzos del 2000 -- es más alto de lo que ha estado en casi dos décadas.

Se debe tener en cuenta que en el 2012, en la evaluación completa que es el OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de un jugador del terreno, los torpederos de Grandes Ligas, en promedio, tuvieron la menor marca -- .688 -- desde 1991. El mayor OPS entre los shortstops con al menos 200 turnos le perteneció a Ian Desmond de los Nacionales, con .845. Desmond fue el único que llegó a los .800.

Así que si tu equipo tiene un torpedero que es bueno con el bate y con el guante, felicidades. Ya que con el arranque de las Reuniones Invernales la próxima semana en Nashville, tu equipo tendrá un jugador que es la piedra angular del equipo, o una valiosa ficha de cambio en un invierno en el que no hay muchos campocortos para elegir en el mercado de agentes libres.

"No existen muchas alternativas", señaló el gerente general de los D-backs, Kevin Towers, quien definitivamente ha estado buscando. "Ni siquiera por medio de un cambio".

En agosto, cuando su club dejó de ser un contendiente, Towers envió a Stephen Drew a los Atléticos. Ahora Drew, quien se perdió casi un año de acción del 2011 al 2012 después de una espantosa lesión en el tobillo y en su carrera tiene un OPS por debajo del promedio en la Gran Carpa, es visto por muchos como uno de los mejores shortstops disponibles en el mercado libre.

¿Quiénes son los otros que sobresalen?

Posiblemente el venezolano de 37 años Marco Scutaro, quien jugó como intermedista durante la recta final con los Gigantes, con quienes posiblemente renovaría, y el japonés Hiroki Nakajima, quien es agente libre luego de que no llegó a un acuerdo con los Yankees después de que ganaron los derechos para negociar el año pasado.

Después de ese grupo, restan jugadores de reparto como los venezolanos Alex González y César Izturis o Jason Bartlett. Los Azulejos ya se llevaron y firmaron al también venezolano Máicer Izturis -- por tres años.

Así que no hay muchas opciones. Por eso no puedes culpar a los equipos con vacíos por llenar (y los D-backs, Atléticos, Rays, Medias Rojas y Cardenales entran en ese grupo de alguna manera) si tratan de observar más de cerca el mercado de cambios en lugar del mercado libre.

Tampoco puedes culpar a los equipos con este lujo por pedir bastante a cambio.

Esto pone a clubes como los Rangers -- que tienen al venezolano Elvis Andrus y al cotizado prospecto Jurickson Profar posiblemente listo para contribuir -- en una posición oportunista. Texas podría quedarse con ambos infielders, posiblemente pasando a Profar a la intermedia e Ian Kinsler a los jardines. También podrían tratar de cambiar a uno de ellos y pedir talento de alto calibre a cambio.

Otro torpedero convocado al Juego de Estrellas es el también venezolano Asdrúbal Cabrera de los Indios, quienes podrían estar en reconstrucción luego de una campaña con 94 derrotas. Su destacado prospecto es el campocorto puertorriqueño Francisco Lindor. Con 19 años de edad, todavía está lejos de llegar a Grandes Ligas, pero los Indios hace poco adquirieron al veterano Mike Avilés, lo que les da un poco más de tiempo para pulir a su joven torpedero.

Dentro de dos años, Andrus y Cabrera podrían ser los mejores torpederos disponibles en el mercado de agentes libres. Pero por ahora, juegan bajo económicas extensiones (Andrus ganará US$11.3 millones en las próximas dos temporadas, mientras que Cabrera ganará US$16.5 millones), lo que los hace alternativas más atractivas para equipos dispuestos a hacer un canje.

Existirían otras posibilidades de cambio.

Posiblemente los Marlins usen como ficha al cubano Yunel Escobar luego de que fue adquirido hace poco en el mega cambio con los Azulejos. Cabe la posibilidad de que los Astros prefieran contar con jugadores más jóvenes y decidan cambiar a Jed Lowrie. Los Rojos podrían deshacerse de uno de sus muchachos -- Zack Cozart, quien tuvo una sólida temporada como novato, o al prospecto de 22 años Didi Gregorius. También alguien podría convencer a los Bravos a ofrecer a Andrelton Simmons, quien sobresale por su defensa.

Parece que debido a lo alineado que se encuentra el mercado, existen los suficientes jugadores para que se realice un canje -- posiblemente la próxima semana en Nashville. O puede ser que los que ya tienen ese talento en el campo corto se sientan satisfechos y no hagan nada.

"Todos buscan talento para el medio del cuadro", agregó Towers. "Muchos acumulan esa clase de peloteros por obvias razones".