Toronto ha contado con mucho trueno en los bates en estos días.

A pesar de haber ganado siete de sus últimos 10 encuentros, los Azulejos aún se encuentran con siete partidos por debajo de .500 y a 8.0 juegos del primer lugar del Este de la Liga Americana.

Es todo un cliché, pero Toronto está tomando las cosas un juego a la vez para tratar de ganar terreno y salir del hoyo en que cayeron al principio de la temporada.

"Hemos tratado de adoptar la mentalidad de 'sólo tratar de ganar hoy' y no intentar recuperar ocho victorias en una sola noche", dijo el as de los Azulejos, R.A. Dickey, quien le ganó a los Gigantes el martes. "Eso es lo que vamos a tratar de mantener."

El manager la novena canadiense, John Gibbons, secundó lo expresado por el nudillista Dickey.

"Creo que todos los equipos lo ven así", expresó el piloto. "Juegas para ganar hoy. Ayer ya pasó y mañana aún no llega. Hay que ganar hoy."

Aunque los Azulejos no han ganado mucho terreno en la División Este, la calidad de su béisbol sí se ha visto mucho mejor en los últimos días.

Gran parte de eso se debe a la ofensiva. Después de anotar un total de apenas tres carreras en sus primeros cuatro partidos del mes de mayo, Toronto ha producido 68 vueltas en sus últimos 10 choques.

Ha encabezado el repunte al bate el trío dominicano de José Bautista, Melky Cabrera y Edwin Encarnación. Los tres quisqueyanos se han combinado para batear de 44-21con 14 empujadas en los últimos cuatro partidos de los Azulejos.

Bautista se ha embasado en 20 de sus últimos 21 juegos y tiene porcentaje de embasarse de más de .400 y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de más de 1.000 desde el 23 de abril.

"Venimos jugando un mejor béisbol", dijo Dickey, quien señaló la mejoría en el pitcheo, el bateo y la producción con corredores en posición de anotar. "Eso es algo que hemos visto más últimamente. Creo que puede ser un punto de partida para nosotros."