WASHINGTON - El colombiano Julio Teherán prodigó una labor eficiente de seis entradas, en la que sin embargo propinó un par de pelotazos que derivaron en un altercado, no sólo en el terreno, sino mediante Twitter, en el duelo que los Bravos de Atlanta ganaron el martes 2-1 a los Nacionales de Washington para llegar a 12 triunfos seguidos.

Tras ser golpeado por dos lanzamientos, una aparente represalia tras pegar un jonrón, Bryce Harper gritó improperios y apuntó con un dedo a Teherán (9-5). Los dugouts y los bullpens se vaciaron, pero no hubo más golpes en el encuentro, salvo los virtuales, en las cuentas de Twitter de ambos equipos.

Éste es el tipo de encono que suele presentarse en partidos entre rivales de la misma división. Pero en realidad, la recta final de esta campaña luce más bien como un trámite tranquilo para los Bravos.

Evan Gattis impulsó un par de carreras con un sencillo en la quinta entrada, y Teherán admitió sólo una carrera, para que Atlanta ampliara a 14 juegos y medio su ventaja sobre Washington en la División Este de la Liga Nacional.

Gattis conectó su batazo crucial frente al zurdo Gio González (7-4), quien lanzó una noche después de que no se vio involucrado en los resultados de la investigación de las Grandes Ligas sobre la clínica Biogenesis, acusada de suministrar sustancias dopantes.

Por los Bravos, el colombiano Teherán de 1-1.

Por los Nacionales, el venezolano Wilson Ramos de 4-0.