(Charles Rex Arbogast/AP)

MILWAUKEE - El presidente de operaciones de béisbol de los Cachorros, Theo Epstein, considera que el club "está muy lejos de donde quiere estar con respecto a la ofensiva." Entre los jugadores de Chicago que han tenido dificultades con el madero este año están Anthony Rizzo y el dominicano Starlin Castro.

Rizzo batea para .227 con 22 jonrones y 75 remolcadas ahora mismo, mientras que el promedio de Castro es de .243. Lo más desconcertante del caso es que Rizzo se encuentra entre los líderes de la Liga Nacional en boletos y extrabases.

"Es muy inusual que haya logrado eso en una temporada en la que ha tenido dificultades con su promedio y se ha visto perdido en el plato", dijo Epstein acerca de Rizzo. "Los pitchers hicieron los ajustes y él trató de adaptarse. Se convirtió en un juego del gato y el ratón y él salió perdiendo".

Pero Epstein también destaca que Rizzo ha seguido luchando.

"Nunca se dio por vencido, batalló y creo que eso lo beneficiará", dijo el ejecutivo.

Por otro lado, Epstein describió a Castro como un "bateador único" y dijo que el club quiere que el torpedero sea él mismo.

"Le enseñamos el concepto de conseguir un lanzamiento que pueda mandar lejos, porque a la larga lo va a ayudar", dijo Epstein. "Pero eso no lo puede lograr si no es él mismo a la hora de batear. Luego hay que darle tiempo al tiempo y creo que se desenvolverá naturalmente de esa manera. Creo que está en buena posición ahora mismo".