Bob Melvin. (Jeff Chiu/AP)

OAKLAND - Un roster profundo y una estrategia astuta de dividir tiempo entre jugadores volverán a ser las claves de Oakland en la lucha por conquistar el Oeste de la Liga Americana.

Los Atléticos se han coronado campeones de su división en las últimas dos temporadas. Aunque el abridor Jarrod Parker se perderá la campaña tras someterse a una cirugía Tommy John , un tercer título divisional sigue estando al alcance del club.

Sonny Gray estará al frente de la rotación, seguido por Scott Kazmir, Jesse Chávez, Dan Straily y Tommy Milone. Se espera que A.J. Griffin, quien lanzó 200 innings el año pasado y se encuentra fuera por una lesión en el codo, se integre al cuerpo monticular en mayo.

"Obviamente, la pérdida de Parker significa que hay un enorme hueco que llenar, pero creo que tenemos jugadores que darán la cara", dijo el campocorto Jed Lowrie. "Este sigue siendo un grupo formidable y no veo por qué no podamos ser igual de buenos, o hasta mejores, que el año pasado".

En el 2013, los Atléticos ganaron 96 partidos y arrasaron con la división, pero por segundo año consecutivo fueron eliminados por los Tigres en el Juego 5 de la Serie Divisional de la Liga Americana. Haber salido prematuramente de los playoffs motivó al club a hacer una serie de movimientos durante el invierno, empezando por la adquisición del versátil Nick Punto.

Los Atléticos hicieron bastante ruido en diciembre al firmar a Kazmir, al taponero Jim Johnson, al preparador de mesa Luke Gregerson y a Craig Gentry--quien quizás sea el mejor jugador de medio tiempo en el béisbol--en espacio de 40 horas. Una semana después, adquirieron al zurdo Drew Pomeranz, quien tiene mucho potencial a pesar de que viene de una campaña decepcionante por Colorado en el 2013.

Para hacer dichos movimientos, Oakland tuvo que ceder al prospecto Michael Choice, al zurdo Brett Anderson y al bateador designado Seth Smith. La decisión de desprenderse de Choice en particular demuestra un deseo de ganar ahora mismo.

Gentry y el relevista Ryan Cook comenzarán la campaña en la lista de incapacitados, pero se espera que ambos sean activados para el 5 de abril. Mientras tanto, la profundidad del equipo una vez más tendrá que salir al rescate.

Sam Fuld, un mago a la defensa, fue adquirido a finales de la temporada baja y fungirá como el cuarto jardinero del club. Y para las entradas finales, Oakland tiene una abundancia de brazos - zurdos y derechos - listos para dar la cara ante la ausencia de Cook.

Se espera que los diestros Johnson, Gregerson, Dan Otero y Evan Scriber, además de los zurdos Sean Doolittle, el dominicano Fernando Abad y Pomeranz comiencen la campaña en un bullpen que se perfila como el punto más fuerte del equipo.

"(El gerente general) Billy (Beane) hace muy buen trabajo a la hora de buscar no sólo a unos cuantos muchachos, sino a un equipo completo", dijo el capataz Bob Melvin, quien se encuentra en tercera campaña al mando de Oakland.

Los Atléticos agregan ese tipo de jugadores y los ponen en posición para triunfar. Basta con ver al inicialista Brandon Moss, quien a pesar de dividir tiempo de juego conectó 30 jonrones en el 2013.

Josh Donaldson y el cubano Yoenis Céspedes también aportan poder. Y, lo que los Atléticos no tienen por no contar con un jugador como el dominicano Robinson Canó o Mike Trout, lo compensan con un lineup lleno de bateadores competentes, tanto contra pitchers zurdos como diestros.

"Triunfamos a base de pitcheo y un lineup balanceado que hace trabajar a los lanzadores contrarios", agregó Melvin. "Definitivamente es parte de la filosofía de Billy buscar un grupo de muchachos como éstos para ambos lados del plato".

La profundidad del pitcheo de Oakland de seguro estará a la prueba, ya que con la excepción de Gray, la rotación luce muy inestable. Kazmir, quien firmó por dos años y US$22 millones, viene de su primera temporada completa en la Gran Carpa desde el 2010. Chávez, quien se destacó como relevista largo el año pasado, no ha tenido éxito en Grandes Ligas como abridor. Straily y Milone son hábiles, pero es preciso que sean más consistentes.

Los rivales divisionales de Oakland han carecido de pitcheo en temporadas recientes. Por lo tanto, los brazos una vez más podrían darle una ventaja a los Atléticos sobre los Rangers y los Angelinos. Seattle también se reforzó con varios bates, empezando por Canó, y los Astros no necesariamente serán igual de débiles que en el 2013.

"Creo que probablemente se trate de la mejor división en el béisbol", dijo Melvin acerca del Oeste de la Americana. "Eso pensaba el año pasado y creo que es una división aun mejor ahora. Eso significa que tenemos que hacer las cosas como de costumbre y preocuparnos por nosotros mismos. Sabemos que tenemos oponentes formidables, pero siempre nos enfocamos en lo que tenemos que hacer aquí. Tratamos de concentrarnos en nuestros puntos fuertes y dejar las cosas ahí".