Javier Báez.

DENVER -- Javier Báez está ansioso por llegar a Chicago. El campocorto dominicano Starlin Castro pospuso su viaje de compras con el infielder puertorriqueño para poder hacerlo en las tiendas de Michigan Avenue.

Dos días después de que Báez conectara un cuadrangular en la 12ma entrada para darle el triunfo a los Cachorros por 6-5 sobre los Rockies en su debut en Grandes Ligas, poco ha cambiado para el segunda base.

Al novato pareció no preocuparle mucho que los ratings de televisión se dispararan en su debut con los Cachorros, o que los fanáticos se desbordaran para expresar su entusiasmo en las redes sociales. Báez tampoco respondió a todos los mensajes de texto de sus amigos.

"También tengo que descansar", dijo el puertorriqueño un día después de haber debutado. "Regresé al hotel, y me quedé profundamente dormido porque estaba bien cansado".

Su familia también disfrutó en grande el momento en el Coors Field.

"Estaban bien emocionados", dijo Báez. "Mi ascenso a Grandes Ligas fue una gran noticia para ellos, estaban ansiosos por este momento y finalmente llegó".

En tres juegos incluyendo la victoria sobre los Rockies el jueves por 6-2, Báez lleva tres cuadrangulares y cinco carreras remolcadas en sus primeros 14 turnos al bate por los Cachorros. Un arranque impresionante si tomamos en cuenta que el infielder de apenas 21 años de edad se ha caracterizado por tener comienzos flojos en cualquier nivel.

"Me ponché tres veces en mi debut, y aun así produje la carrera decisiva", manifestó. "Espero adaptarme pronto y comenzar a ayudar al equipo".

Sus compañeros le están ayudando con ello. El venezolano Luis Valbuena dialogó con Báez acerca de cuál debe ser posición sobre el terreno de juego al momento de acomodar el cuadro para el cañonero venezolano de los Rockies Carlos González. El shortstop Castro también mantiene una charla constante con el jovencito. A Báez le beneficia saber que estará jugando todos los días por los próximos 49 juegos.

"Que pase lo que tenga que pasar", exclamó Báez. "Estoy listo para lo que venga".

El muchacho tendrá su primer acercamiento con los fanáticos de los Cachorros este viernes cuando el equipo regrese a casa para enfrentar a los Rays.

"Creo que será aun más emocionante que aquí", admitió Báez. "Estaremos en casa, y tendremos todo el apoyo de los aficionados, y hay mucha gente que te conoce y que desea que te vaya bien".