Yadier Molina.

SAN LUIS - El jueves, 34 días después de una cirugía para repararle un ligamento desgarrado en el pulgar derecho, el receptor veterano Yadier Molina se recibió su primera sesión de bullpen desde que se lesionó.

El manager de los Cardenales, Mike Matheny, notó que el boricua se está recuperando más rápido de lo esperado y que el cuerpo médico de San Luis le ha dado el visto bueno para reanudar actividades de béisbol. Cuando Molina se lastimó, se anunció que se perdería entre ocho y 12 semanas. El viernes son justamente cinco semanas.

"Sé que ahora siente que quiere acelerar las cosas", dijo Matheny. "Eso es exactamente lo que quisiera yo que hiciera".

Molina, con un yeso blando en la mano derecha, recibió la bola sin problemas y pudo devolver la pelota al lanzador con tiros suaves. Antes de iniciar una tarea de rehabilitación en liga menor, tendrá que tirar sin el yeso y dar swings.